La gente en nuestro país cada día vive más tiempo y el número de adultos mayores en la población está aumentando. A medida que envejecemos, nuestra mente y nuestro cuerpo cambian. Tener un estilo de vida saludable puede ayudarle a afrontar esos cambios. También puede prevenir algunos problemas de salud y ayudarle a aprovechar al máximo su vida.

Un estilo de vida saludable para los adultos mayores incluye:

Alimentación saludable.

A medida que envejece, sus necesidades dietéticas pueden cambiar. Es posible que necesite menos calorías, pero aun así necesita obtener suficientes nutrientes. Un plan de alimentación saludable incluye

Comer alimentos que le brinden muchos nutrientes sin muchas calorías adicionales. Esto incluye frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, lácteos bajos en grasa, nueces y semillas.

Evitar las calorías vacías, como alimentos como patatas fritas, dulces, productos horneados, refrescos y alcohol.

Comer alimentos bajos en colesterol y grasas.

Beber suficientes líquidos para no deshidratarte.

Actividad física regular.

Estar físicamente activo puede ayudarle a mantener un peso saludable y evitar problemas de salud crónicos. Si no ha estado activo, puede comenzar poco a poco y avanzar hasta alcanzar su objetivo. La cantidad de ejercicio que necesita depende de su edad y salud. Consulte con su proveedor de atención médica qué es lo mejor para usted.

Mantenerse en un peso saludable.

El sobrepeso o el bajo peso pueden provocar problemas de salud. Pregúntele a su profesional de la salud cuál puede ser un peso saludable para usted. La alimentación saludable y el ejercicio pueden ayudarle a alcanzar ese peso.

Manteniendo tu mente activa.

Muchas actividades pueden mantener tu mente activa y mejorar tu memoria, incluido aprender nuevas habilidades, leer y jugar.

Hacer de tu salud mental una prioridad.

Trabaja en mejorar tu salud mental , por ejemplo practicando la mediación, técnicas de relajación o la gratitud. Conozca las señales de advertencia de un problema y pida ayuda si tiene dificultades.

Participar en actividades que le gusten.

Las personas que participan en pasatiempos y actividades sociales y de ocio pueden tener un menor riesgo de sufrir algunos problemas de salud. Hacer cosas que le gusten puede ayudarle a sentirse más feliz y mejorar su capacidad de pensamiento.

Desempeñar un papel activo en el cuidado de su salud.

Asegúrese de hacerse chequeos regulares y exámenes de salud que necesite. Debe saber qué medicamentos está tomando, por qué los necesita y cómo tomarlos correctamente.

No fumar.

Si es fumador, dejar de fumar es una de las cosas más importantes que puede hacer por su salud. Puede reducir el riesgo de sufrir varios tipos diferentes de cáncer, ciertas enfermedades pulmonares y enfermedades cardíacas.

Tomar medidas para prevenir caídas.

Los adultos mayores tienen un mayor riesgo de sufrir caídas. También tienen más probabilidades de fracturarse (romperse) un hueso cuando se caen. Hacerse chequeos oculares periódicos, realizar actividad física con regularidad y hacer que su casa sea más segura puede reducir el riesgo de caídas.

Seguir estos consejos puede ayudarle a mantenerse saludable a medida que envejece. Aunque nunca los hayas hecho antes, nunca es tarde para empezar a cuidar tu salud. Si tiene preguntas sobre estos cambios en el estilo de vida o necesita ayuda para descubrir cómo realizarlos, consulte a su geriatra o gerontologo.

Abrir chat
Hola
¿En que podemos ayudarte?