La depresión es uno de los problemas de salud más comunes entre los adultos mayores. Cuando sospeche que su ser querido está deprimido, use las siguientes estrategias para mejorar su bienestar emocional.

1. Reconocer Los Primeros Signos De Depresión

Es posible que las personas mayores no siempre se den cuenta de que están deprimidas, pero usted puede notar señales de advertencia tempranas de que su ser querido necesita ayuda. Por ejemplo, su padre puede dejar de participar en sus actividades favoritas o renunciar a la higiene personal. Si nota que su ser querido muestra comportamientos inusuales, hable con él o ella de inmediato.

La depresión es solo uno de los muchos problemas de salud a los que los adultos mayores son susceptibles. Las personas mayores pueden enfrentar una variedad de desafíos a medida que envejecen, muchos de los cuales pueden mitigarse con la ayuda de familiares, amigos o ayuda profesional

2. Esté Alerta Después De Un Evento Importante Que Le Cambie La Vida

Los adultos mayores corren un mayor riesgo de experimentar depresión después de una pérdida personal o recibir un nuevo diagnóstico de salud. Asegúrese de observar a su ser querido en busca de signos de depresión durante estos momentos, y considere hacer arreglos para que un “cuidador” lo visite en los días posteriores a un cambio de vida doloroso.

3. Buscar Una Causa Física

Los síntomas de la depresión también pueden surgir debido a problemas de salud física. Por ejemplo, los trastornos de la tiroides pueden influir en el estado de ánimo y los niveles de energía. Alternativamente, la enfermedad de Alzheimer podría causar síntomas que hagan que su ser querido se sienta deprimido. Hable con el médico de sus padres o abuelos para averiguar si hay una causa física que deba abordarse.

4. Ayudar Con La Gestión De Medicamentos

A los adultos mayores a menudo se les recetan medicamentos para controlar los síntomas de la demencia. Dado que estos medicamentos tienden a funcionar mejor con el tiempo, su ser querido debe asegurarse de no omitir una dosis. Ayude a sus padres a establecer un sistema de administración de medicamentos que incorpore nuevas recetas en la rutina diaria.

5. Fomentar Hábitos De Vida Saludables

Las personas mayores que están deprimidas pueden no comer bien o hacer ejercicio, lo que crea un ciclo debilitante. Ayude a su ser querido a establecer una dieta saludable y un plan de ejercicios que lo mantenga activo. Si es necesario, pídale a alguien que visite a sus padres todos los días para alentarlos amablemente a seguir el plan.

6. Proporcione Experiencias Edificantes

A medida que su ser querido progresa en el manejo de la depresión, ayúdelo a evitar que desarrolle nuevos síntomas. Proporcione experiencias positivas cada día que ayuden a sus padres a mantener una perspectiva saludable de la vida. Por ejemplo, podrían ver una película divertida juntos o salir a caminar bajo el sol. Rodee a su ser querido con oportunidades sociales y eventos para el futuro.

Abrir chat
Hola
¿En que podemos ayudarte?