Recuperarse del daño cerebral inducido por un accidente cerebrovascular puede ser un desafío para los adultos mayores, especialmente durante los primeros meses, que son los más intensos. Su ser querido mayor necesitará la atención adecuada de familiares y amigos para evitar que empeore el daño cerebral. Eche un vistazo a cómo son los primeros tres meses de recuperación de un accidente cerebrovascular para los adultos mayores y sus familias.

Terapia Física

La fisioterapia es crucial durante las primeras semanas después de un accidente cerebrovascular. Un fisioterapeuta desarrollará un plan que depende de las habilidades motoras de su ser querido. Durante los primeros tres meses, su ser querido normalmente tendrá sesiones de fisioterapia al menos cinco veces por semana. Los médicos especialistas ayudarán a su ser querido a volver a aprender los movimientos, como el equilibrio y la coordinación, que perdió debido al accidente cerebrovascular. Un terapeuta ocupacional puede ayudar a restaurar la capacidad de su ser querido para usar sus manos y brazos para realizar tareas básicas como bañarse, vestirse y comer.

La recuperación de un derrame cerebral, el manejo de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer y una variedad de otras situaciones relacionadas con la salud pueden dificultar que una persona mayor continúe viviendo en su hogar sin alguien que lo ayude.

Asesoramiento

La salud mental de los sobrevivientes de un accidente cerebrovascular puede empeorar significativamente cuando comienzan el proceso de recuperación. La incapacidad para completar varias tareas cognitivas y físicas por sí solos puede ser abrumadora, y cuando la ansiedad y el estrés no se controlan adecuadamente, aumenta el riesgo de depresión. Asistir a sesiones de asesoramiento durante los primeros meses de recuperación del accidente cerebrovascular es vital para la salud de su ser querido. Un psicólogo puede evaluar las habilidades de pensamiento de su ser querido mientras aborda sus preocupaciones mentales y emocionales.

Terapia Del Lenguaje

Ver a un patólogo del habla y el lenguaje y usar aplicaciones de terapia del habla son comunes para los sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares mayores durante los primeros tres meses de recuperación, que es cuando es probable que vean los mayores aumentos en las habilidades cognitivas. Cuando el accidente cerebrovascular afecta el lado izquierdo del cerebro, aumenta el riesgo de comportamiento lento y problemas del habla o del lenguaje. Puede notar que su ser querido tiene dificultades para procesar información o usar habilidades sociales y memoria. Sin embargo, la terapia del habla puede fortalecer los músculos de la boca de su ser querido y estimular la mente, ayudándolo a recordar palabras, recuerdos y diversas acciones.

Abrir chat
Hola
¿En que podemos ayudarte?