Los 8 alimentos que previenen el deterioro cognitivo

Hay algunos productos que nos ayudan a mejorar la memoria y a contribuir a que tengamos una mejor agudeza cognitiva en la adultez.

Con los años, y con el nivel de estrés que vivimos a diario, nos cuesta más recordar algunos hechos o actividades. Muchas veces nos ayudamos con la agenda o con el celular para usarla como recordatorio y no olvidarnos fechas o acontecimientos importantes.

Sin embargo, existen alimentos que nos ayudan a mejorar la memoria y a prevenir el deterioro cognitivo. Son productos naturales, muy ricos, y que además pueden evitar el desarrollo de diversas enfermedades.

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Iowa, los alimentos que comemos pueden tener un impacto directo sobre nuestra salud durante la adultez. Por eso, te contamos cuáles pueden contribuir a que tengamos una mejor agudeza cognitiva.

Queso

Según la investigación, que fue publicada recientemente en el Journal of Alzheimer’s Disease, el queso fue el alimento que demostró la mayor propiedad protectora contra el deterioro cognitivo vinculado con la edad, incluso en adultos mayores.

Pescado

Es una fuente rica en fósforo, que colabora en el fortalecimiento del cerebro, en especial al darle un impulso a nuestra memoria. Al aportar una interesante cantidad de ácidos grasos omega 3, este alimento ayuda a proteger tanto la capacidad cognitiva como la memoria. Los más nutritivos en este sentido son el salmón, el atún, la trucha, las sardinas y demás pescados azules.

Nueces

Todas las frutas secas son buenas para la buena salud tanto del corazón como del cerebro, aunque las más beneficiosas son las nueces, ya que son altas en ácido alfa-linolénico, una clase del Omega-3.

Arándanos

Por sus propiedades antioxidantes, son un excelente alimento para incluir en nuestra dieta. Gracias a un compuesto que contienen, llamado flavonoides, protegen de los radicales libres, que pueden dañar el tejido sano, y ayudan a retrasar enfermedades degenerativas del cerebro.

Tomates

El licopeno que contiene este fruto demostró ser un excelente aliado para la prevención de muchas afecciones. Este nutriente está presente tanto si lo comemos crudo como cocinado, por lo que podemos introducirlo en nuestra dieta de la manera que más nos guste.

Semillas de chía

Al igual que el pescado o las nueces, también posee ácidos grasos Omega-3. Favorece el funcionamiento de las neuronas y mejora la actividad cerebral. Sus propiedades previenen el envejecimiento de los tejidos, por lo que mantiene intactas sus funciones por más tiempo.

Ajo

Además de ser un alimento que le da mucho gusto a las comidas, ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer cerebral. Gracias a los compuestos orgánicos de azufre que están presentes en él, permiten evitar el desarrollo del glioblastoma, un tipo de célula tumoral maligna.

Carne de vaca

Son una fuente de hierro, que ayuda a transportar oxígeno a todo el cuerpo y al cerebro y mejora las funciones cognitivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *